La prevención del maltrato llega a 11.000 alumnos gallegos