Inicio sesión | Registrar

Linkedin
Youtube
Miércoles, 25 de Abril de 2018

Sala de Prensa

Human Rights Watch denuncia en su nuevo informe violaciones de derechos de niños privados de libertad en Somalia

Viernes, 16 de Marzo de 2018
Justicia Juvenil en el mundo

El 21 de febrero, Human Rights Watch publicó un informe que denuncia violaciones cometidas por las autoridades somalíes en contra de los derechos de niños con supuestos vínculos con el grupo armado islamista Al Shabab, incluso la reclusión ilegal de estos niños y el enjuiciamiento como adultos en tribunales militares.


En 2016, 386 niños fueron arrestados por las fuerzas de seguridad durante operaciones cuyo objetivo era Al Shabab. A pesar de que el gobierno había prometido entregar a los niños capturados durante operaciones de seguridad al Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para que fueran rehabilitados, no siempre ha respectado este compromiso, y han tenido lugar varias violaciones de la legislación internacional sobre los derechos humanos.

A menudo, los niños fueron custodiados por los servicios de inteligencia (la Agencia Nacional de Inteligencia y Seguridad (NISA) en Mogadiscio, o la Agencia de Inteligencia de Puntlandia en Bosasso) que decidieron, en un contexto falto de supervisión independiente, como categorizaban a los niños, cuanto tiempo les custodiaban, si les entregaban a UNICEF, y cuando lo hacían. 

Los niños que fueron privados de libertad han descrito a Human Rights Watch casos de maltrato, tortura, negación del derecho a representación letrada, aislamiento de familiares, y ubicación en espacios junto a adultos.

Los procedimientos judiciales aplicados a estos niños no cumplieron las normas básicas de la justicia juvenil. Usando un sistema judicial anticuado, las autoridades les juzgaron por delitos contra la seguridad nacional en tribunales militares y en su mayor parte en categoría de adultos. Además, los niños no pudieron preparar una defensa adecuada y fueron coaccionados a declararse culpables. Estas confesiones fueron después admitidas ilegalmente como prueba. 

Aunque las autoridades han entregado a más de 250 niños a UNICEF desde 2015, la mayoría ha pasado un tiempo considerable en situación de privación de libertad previamente, y su liberación solo sucedió tras denuncias prolongadas.

Laetitia Bader, investigadora principal para África en Human Rights Watch y autora del informe, ha declarado que “el gobierno Somalí debería tratar a los niños como víctimas del conflicto, y asegurarse que se les proporciona la protección básica que deben tener debido a su estatus como niños, independientemente de los delitos que hayan cometido”. También ha pedido a los socios internacionales reforzar los procedimientos adaptados a los niños, y a las autoridades somalíes lograr una mejor rehabilitación y supervisión para los niños detenidos.


Bookmark and Share
Logo OIJJ
  • Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ). Fundación Belga de Utilidad Pública

    Todos los derechos reservados

  • Sede Social: Rue Mercelis, nº 50. 1050. Bruselas. Bélgica

    Tlf: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org