Inicio sesión | Registrar

Twitter
Linkedin
Youtube
Sábado, 11 de Julio de 2020

Sala de Prensa

La liberación de niños soldado y su difícil reintegración

Viernes, 22 de Mayo de 2015
Justicia Juvenil en el mundo

El 14 de mayo más de 300 niños, entre ellos varios menores de 12 años, fueron liberados de los grupos armados en la República Centroafricana, tras un acuerdo facilitado por el UNICEF el 5 de mayo, donde los líderes de los grupos armados de la República Centroafricana acordaron liberar todos los niños vinculados a sus fuerzas y poner fin de inmediato a cualquier nuevo reclutamiento de niños. Este es un gran logro en contra de la utilización de niños en los conflictos armados, ya que podría afectar hasta a 10.000 niños actualmente asociados con las facciones armadas del país, según UNICEF.


Junto con el liberación de cientos de niños soldado Sudán del Sur en los últimos meses, gracias al acuerdo conseguido por UNICEF y sus aliados con el grupo armado Cobra Facción para liberar gradualmente a aproximadamente 3.000 niños, y el anuncio de las FARC en Colombia de su compromiso para poner fin a la incorporación de los niños menores de 17 en sus fuerzas, es evidente que se está avanzando. Sin embargo, decenas de miles de niños y niñas están asociados con las fuerzas armadas y los grupos armados en conflictos en más de 20 países de todo el mundo, a menudo involucrados en actos de terrible violencia.

El uso de niños soldado no es un fenómeno nuevo, ni siquiera especialmente reciente; muchos fueron los niños arrastrados a buques de guerra, y muchachos jóvenes tamborilearon a través de los campos de batalla de Europa. Sin embargo, los factores que conducen a la utilización de niños soldado, junto con la realidad de la vida de un niño como miembro de un grupo armado, y las consecuencias de su participación en el conflicto, sólo recientemente están empezando a atraer la atención mediática general.

En las últimas semanas, el representante de UNICEF en Yemen, así como Human Rights Watch, han advertido sobre el creciente reclutamiento de niños en el conflicto. Por otra parte, UNICEF estima que más de 12.000 niños han sido reclutados por los grupos armados de Sudán del Sur , mientras que alrededor de 10.000 jóvenes han sido reclutados forzosamente en la República Centroafricana desde el estallido de un nuevo conflicto armado en 2012 . En Siria e Irak, niños tan jóvenes como de 12 años de edad se someten a una formación y se utilizan para llevar a cabo atentados suicidas y ejecuciones ; así mismo la ONU informa de  prácticas similares en Afganistán .

En 2002, el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados define un niño soldado como cualquier “... menor de dieciocho años de edad, que es parte de cualquier tipo de fuerza armada regular o irregular, cualquier grupo que sirve en cualquier ámbito militar...” la Convención ha sido firmada por todos los países del mundo, excepto dos; el Protocolo Facultativo tiene 129 signatarios.

La contravención por parte de los Estados de instrumentos internacionales que prohíben el uso de niños soldado ha coincidido con el aumento de los grupos armados no estatales, y la proliferación de reclutamiento de niños soldado entre ellos. En 2014, el informe anual de la Secretaría General de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados incluía una lista de 51 grupos armados implicados en el reclutamiento y utilización de niños en situaciones de conflicto, la violencia sexual contra los niños, el asesinato y la mutilación de niños, y  ataques recurrentes o amenazas de ataque en las escuelas.

El aumento de los grupos armados no estatales, y el uso de niños como soldados, es el resultado de un gran número de factores: no exclusivamente el crecimiento del comercio de  pequeñas armas y un aumento generalizado del acceso a ellas , también el deterioro de las estructuras sociales en muchas zonas modernas de conflicto, el aumento de la desigualdad global y la vuelta al extremismo, así como el aumento de la vulnerabilidad de los niños al reclutamiento como consecuencia de la generalización de la pobreza .

El surgimiento de estos grupos ha coincidido con un aumento del abuso y la impunidad de los propios autores. Leila Zerrougui, Representante Especial de las Naciones Unidas para los niños y los conflictos armados, identifica la impunidad como el omnipresente hilo en el uso de niños soldado. "Lo que es común a la mayoría de estas situaciones de conflicto es que los derechos del niño se violan con total impunidad", dijo Zerrougui. "Si nos tomamos en serio la protección de los niños, debemos exigir responsabilidades."

Las dificultades en torno al tema de la aplicación de la responsabilidad de los agentes estatales y no estatales han amplificado la consideración del desarrollo de un niño después de su liberación, del rol de niño soldado. Se ha llegado a un consenso general entre los grupos de defensa internacionales y organismos regionales e internacionales, de la necesidad de programas efectivos para la desmovilización y la reintegración, que se ocupen de los factores que contribuyen al reclutamiento de niños soldado, teniendo como base el concepto del niño como víctima y la necesidad de actuar en su mejor interés.

Sin embargo, realmente lo que supone la reinserción en el contexto de los hechos presenciados y perpetrados por los niños como niños soldado, es difícil de saber. Su reintegración a un ambiente de desarrollo sano se erige como una prioridad , sin embargo, existen dificultades sustanciales que bloquean su realización, incluyendo escuelas destruidas o cerradas, la continuación del conflicto, la estigmatización por parte de las  comunidades a su regreso, y la desconexión con la familia.

Son, por tanto, esenciales los programas diseñados específicamente con el fin de facilitar este proceso de reintegración. UNICEF estimó en enero que los costos para la liberación y la reintegración de cada niño en Sudán del Sur son de aproximadamente de 2330 dólares por 24 meses.

El OIJJ está profundamente preocupado por este tema complejo y aplaude los esfuerzos de organizaciones y profesionales, tratando de llegar a soluciones, como la Sra. Renate Winter, experta del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño, cuyo trabajo por los derechos de los niños soldado fue reconocido por el Observatorio con el premio 'Justicia Juvenil sin Fronteras' en 2012.


Logo OIJJ
  • Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ). Fundación Belga de Utilidad Pública

    Todos los derechos reservados

  • Sede Social: Rue Armand Campenhout, nº 72 bte 10. 1050. Bruselas. Bélgica.

    Tlf: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org

Utilizamos 'cookies' para ofrecerte una mejor experiencia y obtener estadísticas de visita

Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.