Inicio sesión | Registrar

Twitter
Linkedin
Youtube
Domingo, 31 de Mayo de 2020

Sala de Prensa

La ONU informa sobre la alarmante situación de la Justicia Juvenil en Irán

Jueves, 31 de Marzo de 2016 | Asia, Irán
Justicia Juvenil en el mundo

En su último informe, publicado en marzo, el Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán, Ahmed Shaheed, expresa su fuerte preocupación sobre los numerosos aspectos del marco legal del país que menoscaban aquellos principios internacionales que garantizan las normas de un juicio justo. La protección a infractores juveniles constituye uno de los asuntos más urgentes que destaca el documento.


Irán es uno de los pocos países del mundo que conserva la pena de muerte para jóvenes menores de 18 años. Así, pueden ser sentenciados a esta pena niños de 15 años lunares como mínimo (alrededor de 14 años y 7 meses) y niñas de 9 años lunares como mínimo (alrededor de 8 años y 9 meses). De acuerdo con el informe, las organizaciones por los derechos humanos calculan que 73 infractores juveniles fueron ejecutados en los últimos diez años, observando un notable incremento en los dos últimos años. Un informe anterior de la ONU publicado en agosto de 2014 manifestaba que más de 160 infractores juveniles se encontraban sentenciados y a la espera de ser ejecutados.

En la revisión de enero de 2016 sobre la implementación de Irán de las disposiciones promulgadas en la CDN por el Comité de los Derechos del Niño, se advirtió al gobierno Iraní que la justicia no tratara como adulto a nadie menor de 18 años. Como respuesta, el Gobierno argumentó que existe una falta de consenso con respecto a la edad de madurez, y que los infractores juveniles solo pueden ser ejecutados una vez alcanzados los 18 años.

Durante los últimos años las autoridades iraníes han introducido cambios en el código penal del país que revocan la pena capital a niños y adolescentes por delitos relacionados con drogas, y obligan a los jueces a valorar la capacidad mental de los infractores juveniles antes de dictar una sentencia de muerte. Además, el dictamen de 2013 del Tribunal Supremo de Irán ordena a todos los tribunales a aplicar retroactivamente la nueva enmienda a casos de juicios anteriores a 2013, si los infractores juveniles sometidos a pena capital solicitan un nuevo juicio. Adicionalmente, el Gobierno aparentemente se ha comprometido a realizar esfuerzos para evitar las ejecuciones de aquellos infractores juveniles en casos en los que el derecho de retribución recae sobre la familia de la víctima. 

No obstante, el Relator Especial ha recibido informes en los que se sugiere que algunos infractores juveniles no conocían la existencia de las estipulaciones arriba mencionadas y que, de hecho, el tribunal rechazó numerosas solicitudes de nuevo juicio. Añadido a esto, Ahmed Shaheed informa que los criterios utilizados por los tribunales para valorar la capacidad mental varían y que su aplicación por todo el país no es consistente.

Como conclusión, el Relator llama a las autoridades en Irán a prohibir inmediata e incondicionalmente la ejecución de los infractores juveniles, definidos como personas menores de 18 años de edad.

El OIJJ respalda plenamente los esfuerzos llevados a cabo por Ahmed Shaheed y sus colaboradores en búsqueda de una justicia juvenil adaptada a las normas y los mínimos estándares acordados por las Naciones Unidas en relación con los derechos del niño en conflicto con la ley en Irán.


Logo OIJJ
  • Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ). Fundación Belga de Utilidad Pública

    Todos los derechos reservados

  • Sede Social: Rue Armand Campenhout, nº 72 bte 10. 1050. Bruselas. Bélgica.

    Tlf: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org

Utilizamos 'cookies' para ofrecerte una mejor experiencia y obtener estadísticas de visita

Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.