Inicio sesión | Registrar

Linkedin
Youtube
Martes, 21 de Noviembre de 2017

Sala de Prensa

Un estudio del PNUD examina los factores que conducen a jóvenes africanos al extremismo violento

Martes, 07 de Noviembre de 2017
Justicia Juvenil en el mundo

La privación y la marginalización, en contextos de débil gobernanza nacional, son las principales fuerzas que llevan a los jóvenes africanos a involucrarse en el extremismo violento, según un nuevo estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentado en Bruselas el 23 de octubre. El estudio examina las condiciones y factores que conforman las dinámicas del proceso de radicalización que conduce a algunos jóvenes africanos a unirse a grupos extremistas. 


Basado en entrevistas realizadas con 495 reclutados por propia voluntad en organizaciones extremistas como Al-Shabaab y Boko Haram, el estudio revela que la percepción de violencia estatal o de abuso de poder funciona a menudo como el punto de inflexión detrás de la decisión tomada por un joven de unirse a un grupo extremista.

El estudio muestra un perfil de individuo joven, frustrado, marginalizado e ignorado durante toda su vida, desde la niñez. Con pocas perspectivas económicas o vías para una participación cívica significativa que logre avances, y con poca confianza en que el estado provea servicios básicos o respete los derechos humanos, el estudio sugiere que dicho individuo, al percibir o experimentar el abuso estatal de poder, podría sobrepasar este punto de inflexión y acudir al extremismo.   

Esta publicación destaca varias recomendaciones sobre políticas para abordar el extremismo violento en África. Una de las recomendaciones principales presentadas en el estudio implica alentar a los estados a cumplir con sus compromisos con los derechos humanos internacionales, y basar en estos derechos las estrategias para intervenciones antiterrorismo militarizadas y coordinadas por el estado. La investigación ofrece claves en las estrategias anti-extremismo, por ejemplo utilizar la enseñanza religiosa existente como una fuente de resistencia, y apoyar el discurso de líderes religiosos tradicionales que critican las malas interpretaciones del Islam y predican la tolerancia religiosa.

El estudio destaca también la importancia de involucrar organizaciones locales de confianza  como ‘mensajeros’ en los programas de difusión anti-extremismo: “Estamos totalmente seguros de que dentro del contexto africano, el mensajero anti-extremismo es tan importante como el mensaje anti-extremismo” declaró Mr. Mohamed Yahya, coordinador de programas regionales del PNUD África.

La publicación enfatiza la necesidad de crear posibles vías de salida del extremismo, especialmente para los jóvenes. Recomienda potenciar la amnistía y otras vías de salida para reclutados decepcionados e invertir en estrategias integrales de rehabilitación y reintegración. Durante el evento oficial de la presentación del estudio, Ilwad Elman, director de programas y desarrollo del Centro Elman para la Paz y los Derechos Humanos, presentó algunos de los programas que lleva a cabo su organización para rehabilitar a jóvenes involucrados en grupos armados en Somalia.

Picture Credits: Bruno Mariani, The Press Club Brussels Europe


Bookmark and Share
Logo OIJJ
  • Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ). Fundación Belga de Utilidad Pública

    Todos los derechos reservados

  • Sede Social: Rue Mercelis, nº 50. 1050. Bruselas. Bélgica

    Tlf: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org