Connexion | Inscription

Twitter
Linkedin
Youtube
Vendredi 19 Juillet 2019

Salle de Presse

Jóvenes, sin libertad, que solo piden una oportunidad

Tuesday 9th of July 2019 | Amérique Latine, Guatemala
La Hora
Nouvelle

Un promedio de 698 adolescentes en conflicto con la ley penal se encuentra en los cincos centros de detención juvenil, de los cuales 616 son jóvenes y 82 jovencitas, según la Subsecretaría de Reinserción. Los delitos en los que comúnmente incurren son asesinato, portación ilegal de arma de fuego, homicidio y extorsión. La mayoría proviene de asentamientos de las zonas 18 y 6, Villa Nueva, San Pedro Ayampuc, donde se ha identificado escasez de servicios básicos, falta de vivienda, violencia intrafamiliar, paternidad irresponsable, presión de grupos delincuenciales que pueden considerarse como “tratantes de personas”, al reclutarlos forzosamente, mientras que el sistema de prevención y protección del Estado está desarticulado.

DETRÁS DE CADA JOVEN HAY UNA HISTORIA

Jaime, Miguel y Leonardo (nombres ficticios) tienen entre 18 y 25 años (alcanzaron la mayoría de edad mientras cumplían su sanción), están privados de libertad en uno de los centros de detención juvenil. Visten un pants gris, una playera blanca y zapatos crocks blancos. Se acercan tímidos, pero respetuosos. No saben qué decir, sonríen y toman asiento.

Cada joven tiene su propia historia, algunos quieren contarla, otros no, sin embargo, los tres coinciden en que “detrás de cada joven privado de libertad hay una familia y una historia, que ha marcado su vida”.

Jaime toma la palabra y relata que constantemente recuerda y extraña a su mamá, a quien no olvida cuando elaboraba artesanías, dormía muy tarde para terminarlas y levantarse al otro día para lograr venderlas. El joven limpia sus lágrimas y dice que teme perderla, admite que desde niño tuvo ese miedo, que hoy persiste.

Miguel interviene y cuenta que está detenido por “confusión” con otro joven, incluso en varias ocasiones ha estado cerca de recuperar su libertad; su caso es atendido por el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), que en al menos dos ocasiones le ha cambiado de abogado defensor.

Leonardo por su parte, serio y firme no habla mucho de su proceso, pero dice que quiere seguir los pasos de su hermano mayor, quien labora en un restaurante de comida rápida. Desea que la sociedad deje de verlo con estigma y rechazo, pues admite, se ha equivocado, pero quiere ser una persona diferente.

“Quiero demostrar a mi familia, a la sociedad y a mí mismo que puedo levantarme y ayudar a otros. Estoy privado de libertad para aprender muchas cosas. El fuego que llevamos dentro puede ser más constructivo que destructivo”, indica.

Estos jóvenes están en un régimen semiabierto, es decir, pueden salir a un centro de capacitación en compañía de personal de centros de la Subsecretaría de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), también se preparan académicamente, sus metas: graduarse de perito contador, estudiar un profesorado en Pedagogía y contar con su propio negocio, mientras que su más grande anhelo es estar con sus familias, recuperar el tiempo perdido y ser productivos para la sociedad.

Jaime, Miguel y Leonardo, son parte de los 616 adolescentes hombres privados de libertad. Los centros para para jóvenes son Etapa, Anexo, Gaviotas y Casa Intermedia, según la Subsecretaría de Reinserción.

De los 616 adolescentes 337 son mayores de edad, 306 están sancionados y 31 provisionales. Mientras que 279 son menores de edad, 155 están sancionados y 124 provisionales.

Los ilícitos en los que más incurren los adolescentes hombres son los delitos contra la vida, explica Francisco Molina, subsecretario de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal.

De acuerdo con Molina y su equipo de trabajo, las principales enfermedades que padecen los jóvenes de primer ingreso a los centros son: sarcoptosis, problemas bucales y gripes.

Matière

Télécharger nouvelles

application/pdf iconPDFAide

OPTIONS

M T W T F S S
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
Logo OIJJ
  • Observatoire International de Justice Juvénile (OIJJ). Fondation Belge d'utilité Publique

    Tous droits réservés

  • Siège: Rue Mercelis, nº 50. 1050. Bruxelles. Belgique.

    Téléphone: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org

Sur ce site internet, nous employons des cookies dans le but d'améliorer l'expérience des utilisateurs

Je désire recevoir de plus amples informations.