La justicia dicta dos condenas al día por delitos sexuales contra menores de 16 años