Número de jóvenes que delinque disminuyó un 31% en tres años