Se duplican los delitos de violencia de género cometidos por menores