Inicio sesión | Registrar

Linkedin
Youtube
Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Sala de Prensa

Entrevistas OIJJ - Kuldeep Singh – Asesor de la Comisión de Protección de los Derechos del Niño de Chandigarh, Miembro del Lok Adalat Permanente

Miércoles, 22 de Agosto de 2018 | Asia, India

Kuldeep Singh trabajó como miembro del Consejo de Justicia Juvenil (Juvenile Justice Board) con el Gobierno de Haryana (India) desde junio de 2011 hasta diciembre de 2016. Trabajó eficazmente para garantizar la rehabilitación, los juicios rápidos y los derechos legales de niños en conflicto con la ley, y para implementar la Ley de Justicia Juvenil (Juvenile Justice Act) a nivel judicial y policial en su distrito y en todo el estado.

Ha organizado talleres y ha dado charlas a diversos actores implicados, como unidades policiales especiales para jóvenes (Special Juvenile Police Units), unidades de protección de niños (Child Protection Units), comités para el bienestar de los niños (Child Welfare Committees) y Consejos de Justicia Juvenil (Juvenile Justice Boards) en el estado. Adicionalmente, ha participado en varios seminarios regionales y nacionales y en reuniones de expertos en relación al sistema de justicia juvenil de la India.

Se ha especializado además en la evaluación del nivel de comprensión de jóvenes que se encuentran en hogares de observación/hogares especiales cuyos casos no han sido resueltos en un plazo delimitado, y también la de jóvenes extranjeros. El trabajo del Sr. Singh incluye igualmente su labor como psicólogo especializado en la rehabilitación de jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley.

En enero del 2018, el Sr. Singh fue nombrado asesor de la Comisión de Protección de los Derechos del Niño de Chandigarh (Administración de terrirorio de la Unión).

Recientemente, la Autoridad Estatal de Servicios Legales nombró al Sr. Singh miembro del Lok Adalat Permanente (Tribunal Público Permanente)

El Sr. Singh es igualmente vicepresidente de la ONG Zila Yuva Vikas Sangathan (ZYVS), que gestiona CHILDLINE, una línea de ayuda 24 horas para niños que requieren atención y protección, como por ejemplo niños desaparecidos, abandonados, fugados y víctimas del trabajo infantil. 

Esta ONG trabaja también en proyectos para la educación infantil, a través del apoyo a niños por debajo del umbral de pobreza en su educación, y en la apertura de hogares de acogida para niños y niños con necesidades especiales. Además, la ONG gestiona más de 150 centros de formación, y realiza actualmente varias colaboraciones internacionales en proyectos de escolarización infantil. 


¿Cómo ha influido su formación y experiencia en psicología en su visión de la justicia juvenil?

Se debería tratar a los jóvenes/niños (especialmente aquellos en conflicto con la ley) de manera diferente que a los adultos, porque biológicamente, psicológicamente y emocionalmente no son maduros como los adultos. Deberían existir tribunales/consejos, centros de detención, reglas, y procedimientos separados, y se deberían aprobar e implementar leyes para los jóvenes/niños, con el fin de proteger su bienestar y rehabilitarlos, a la vez que se protege la seguridad pública.

En la mayoría de los casos, el primer contacto de un niño con el sistema de justicia será a través de un miembro de la policía. En su opinión, ¿de qué formas puede impactar a un niño una experiencia negativa con la policía? ¿Cómo debería adaptar su comportamiento la policía cuando interactúa con niños?

Dentro del sistema de justicia juvenil indio hay unidades de policía especiales para jóvenes (Juvenile Police Units) en cada distrito, que tratan con los niños en conflicto con la ley. Si el policía lleva el uniforme cuando interactúa con el joven arrestado, lo interroga como si fuera un adulto, lo coloca en una celda, le fuerza a confesar, y se comporta en general como suele comportarse con delincuentes adultos, esta experiencia puede causar un impacto negativo. El joven recibe una visión criminalizada de sí mismo, y podría permanecer como una experiencia traumática, añadiendo también un estigma social.

De acuerdo a lo estipulado en la Ley y las Reglas de Justicia Juvenil (Juvenile Justice Act and Rules), hay unas disposiciones para tratar a dichos jóvenes:

- El papel de la policía bajo la Ley de Justicia Juvenil: en cuanto la policía arreste a un niño sospechoso de estar en conflicto con la ley, se debe poner dicho niño bajo la tutela de la unidad policial especial para jóvenes (Special Juvenile Police Unit) o la del oficial de policía designado para el bienestar de los niños (Child Welfare Police Officer). {Sección 10}

- No se permite mantener al joven en un centro penitenciario ni en una celda policial. [Regla 8 (3) (i)]

- No se permite que el oficial de policía espose, ate, ni utilice ningún otro tipo de restricción física con el niño, ni que use cualquier tipo de coerción o fuerza con el niño. [Regla 8 (3) (ii)]

- Se debe presentar al niño detenido ante el Consejo de Justicia Juvenil dentro de las 24 horas siguientes a su arresto, junto con un informe que explica las razones de su arresto. [Regla 9 (1)]

- Los oficiales de policía deben presentar al joven ante el Consejo o asistir a las reuniones del Consejo en ropa de civil y no en uniforme, y, cuando se interactúa con niñas, personal de policía femenino debe estar presente. [Regla 86 (5)]

- No se debe registrar un primer informe (First Information Report (FIR)) excepto cuando se alega una infracción grave. Si la sentencia conlleva privación de libertad que dura 7 años o menos según el Código Penal de la India o el Código de Procedimientos Criminales (Criminal Procedure Code), esta se considera como infracción común y será apuntada en el diario general. [Regla 8 (1)]

- Las reuniones del Consejo deben realizarse en un sitio adaptado para niños. {Sección 14 (5) (b)} [Regla 6 (4)]

- No se permite un procedimiento conjunto de un niño sospechoso de estar en conflicto con la ley con una persona adulta. {Section 23}

- No se permite que cualquier niño en conflicto con la ley reciba una sentencia de pena de muerte ni de cadena perpetua. {Sección 21}

En su opinión, ¿hasta qué punto es efectiva esta legislación en el contexto de la protección de los derechos de los niños, y cómo se puede mejorar?

La Ley de Justicia Juvenil de 2015 protege los derechos de los niños de formas diferentes como: durante los procedimientos policiales, judiciales y legales, así como política y socialmente. Se debería realizar una mayor labor de sensibilización acerca de esta ley a todos los actores implicados (la policía, el poder judicial, abogados, activistas/organizaciones de derechos de los niños, profesores/empleados de las escuelas, padres, niños y la sociedad en general).

Usted era miembro del Consejo de Justicia Juvenil del gobierno de Haryana durante cinco años. ¿Cuáles eran los desafíos a los que tuvo que hacer frente para asegurarse que los jóvenes recibieran penas que promovieran la rehabilitación por encima del castigo?

Una falta de conciencia en cuanto a la Ley de Justicia de Menores y su intención, sobre todo en cuanto a la psicología para la rehabilitación, y en particular la Sección 18 de la Ley de Justicia de Menores, que destaca mandar a los jóvenes a programas de servicios comunitarios en lugar de mandarles a centros de reeducación/centros de observación/centros especiales.

Normalmente muchos Magistrados Principales (no todos) de los Consejos de Justicia Juvenil no perciben a los jóvenes como niños inocentes, y no los tratan como niños, así que es menos probable que los manden a programas de servicios a la comunidad. Los Magistrados Principales deberían estar sensibilizados y entrenados acerca de la Ley de Justicia de Menores, y sobre todo en su intención.

Personalmente, he constatado que si mandamos a los jóvenes a programas de servicios a la comunidad, en lugar de privarlos de libertad, hay una gran posibilidad de rehabilitación y reforma. No se sentirán estigmatizados socialmente, permanecerán en contacto con su familia, y durante este periodo de rehabilitación se darán cuenta de que las autoridades los han mandado a programas de servicios comunitarios en vez de privarles de libertad, y se responsabilizarán de sus errores.

Conozco personalmente a jóvenes que fueron detenidos por la policía por delitos graves/delitos menores, y al mandarles a programas de servicios a la comunidad se dieron cuenta de sus errores, se rehabilitaron con éxito y nunca volvieron a entrar en conflicto con la ley. Ahora son ciudadanos respetados, buenas personas.

Como Vice Presidente de Zila Yuva Vikas Sangthan (ZYVS), está claro que ha pensado mucho en sus estrategias de comunicación y divulgación (por ejemplo, al establecer una línea telefónica que cubre entre el 70% y el 80% de los pueblos de la región, y organizar eventos por la noche para que los niños trabajadores también tengan la oportunidad de conocer su organización). ¿Cuáles son los principales desafíos a los que hace frente al tratar de llegar a los niños?

Nuestra ONG Zila Yuva Vikas Sangathan gestiona una línea telefónica de 24 horas de ayuda a los niños bajo el nombre “Childline Ambala” desde febrero de 2011. Childline trabaja en casi todas las regiones de la India, siguiendo las directrices de “Childline India Foundation”, un proyecto del Ministerio para el Desarrollo de Mujeres y Niños del Gobierno de la India. Childline tiene un número gratis para todo el país, que es el 1098. Estamos trabajando dentro de nuestra jurisdicción (la región de Ambala). Siendo Ambala un nudo ferroviario, solemos encontrar a niños allí, como niños abandonados, niños desaparecidos y niños fugados, a veces casos de tráfico de niños.

Organizamos programas de sensibilización de vez en cuando, sobre todo con policía ferroviaria, pidiéndoles que llamen al 1098 o a nuestro número directo para que nuestro equipo pueda ir al lugar y rescatar al niño o niños. Trabajamos con otros actores, como el Servicio de Protección de los Niños de la Región y el Comité de Bienestar de los Niños, para reubicar y rehabilitar al niño o niños. 

A veces la gente evita denunciar casos, sobre todo los casos de trabajo infantil o matrimonio infantil, para que sus nombres no se divulguen. Les aseguramos de que permanecerán anónimos si denuncian casos a Childline o al Servicio de Protección de Niños.

El equipo de Childline organiza programas de sensibilización en barrios empobrecidos, pueblos, y estaciones de autobuses y trenes para que los niños y la sociedad en general sean conscientes de la Línea 24 horas de Ayuda a los Niños.

El desafío principal es que los individuos en general no toman la iniciativa de denunciar el abuso a niños, lo que podría ser debido a la falta de sensibilización o no querer dar sus nombres.

Recientemente nuestra ONG celebró la ‘Semana de la amistad’ con Childline, que duró del 14 al 21 de noviembre. En este programa cubrimos estaciones de autobuses y trenes, comisarías para mujeres, policía ferroviaria, escuelas, barrios marginales y centros de observación con niños en conflicto con la ley.


Bookmark and Share
Logo OIJJ
  • Observatorio Internacional de Justicia Juvenil (OIJJ). Fundación Belga de Utilidad Pública

    Todos los derechos reservados

  • Sede Social: Rue Mercelis, nº 50. 1050. Bruselas. Bélgica

    Tlf: 00 32 262 988 90. Fax: 00 32 262 988 99. oijj@oijj.org